Tipos de personalidades que me he encontrado en una residencia

Mayor en una residencia

Mayor en una residencia (Foto de wilkernet)

En las residencias pasa lo mismo que en cualquier otro sitio: te encuentras con infinidad de personalidades diferentes. Algunos congeniarán a la perfección contigo y otros no tanto, de ti depende ver a cada uno como es y aprender lo que te puedan enseñar.

Estos son los tipos de persona que yo me he encontrado en la residencia:

 

La elegante

En este caso es una mujer, pero también existe la versión masculina. Siempre fue muy elegante en las formas y en su manera de vestir, pero al hacerse mayor uno puede pensar que es muy difícil mantener la elegancia, levantarse cada día con el propósito de llevar un ritual de belleza y feminidad antes tan siquiera de salir de la habitación. Pues no, esto no tiene nada que ver con la edad, va con la forma de ser, con el carácter. Y así, ella se pasea por la residencia dejando un halo de paz y calma, de suavidad, de levedad. Te habla con una dulzura que te da la impresión de que es una madre hablándole a su hijo. La elección de los colores de sus escasas prendas es perfecta, así como sus andares, erguidos y firmes sobre sus tacones.

 

El que busca amor

Unas personas somos más amorosas que otras, unas necesitamos más las caricias, el aprecio y la atención de los demás que otras, y en la residencia, como en todas partes, también encontramos el buscador de amor. Siempre está atento a lo que hacen los demás, se preocupa y se da cuenta hasta del mínimo cambio y siempre saluda a todo el mundo. Sufre de desamor de forma habitual, cuando no es correspondido como le gustaría. No es una persona de piropos, es una persona de un amor profundo, que se enamora hasta el alma. Te darás cuenta de que eras su amor platónico porque deja de saludarte o comienza a saludarte a regañadientes ;)
La parte buena es que se recompone enseguida y puede volver a enamorarse en cualquier momento, de la misma persona o de otra.

 

El que busca atención

Puede confundirse con el buscador de amor, pero este tiene un fondo muy inocente, se comporta como un niño y lo único que quiere es que te sorprendas con cualquier cosa que haya hecho, que le preguntes qué tal está o que te acuerdes de su cumpleaños. Lo reconocerás porque te pregunta lo mismo cada día, una y otra vez. No te lo tomes a mal, es la forma que tiene de acercarse a ti para hablar y llamar tu atención.

 

El juerguista

Este ha saltado directamente de las discotecas a las verbenas del hogar del pensionista y de ahí al geriátrico. Es optimista y divertido. Siempre está de buen humor y parece una fábrica de chistes, ¡nunca se acaba! Es posible que toque algún instrumento, la música siempre les acompaña y han transformado su habitación en el nuevo punto de reunión nocturna para los más animados de la residencia. Siempre encontrará la manera de hacerte reír.

 

El picarón

Ya puede estar postrado en una cama todo el día, puede pasarse el día en silencio, pero cuando se acerca, como él dice, una bella mujer, por su boca solo salen piropos. Las cuidadoras se dan cuenta de que está pachucho porque sus comentarios dejan de tener chispa.

 

El misterioso

Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que pasa por su cabeza, pero por su boca rara vez sale algún monosílabo obligado. Por su semblante sereno y tranquilo parece un filósofo reflexionando sobre la vida, la muerte o sobre el universo. Pero quizá simplemente esté cansado de hablar, de ser, de mostrarse y solo quiera dedicarse a observar y a pensar en todo lo que vivió y todo lo que disfrutó. Muy rara vez lo verás triste o alegre.

 

Y tú, ¿conoces alguna personalidad más?

2 Respuestas

  1. Olga dice:

    El inconformista, nunca esta contento para todo hay un pero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR