Carnavales a los 80 años

Carnaval. Hombre disfrazado

Carnaval. Hombre disfrazado

Hastag: #CarnavalSinEdad

Y quien dice a los 80, dice a los 70, a los 50, a los 20 y recién nacido, porque los carnavales dan vida, ilusión, felicidad. Jamás he visto a una persona disfrazada que estuviera triste, excepto en miércoles de ceniza, el día siguiente al martes de carnaval, donde en algunos lugares la gente se disfraza con colores oscuros, de lloronas, de curas… para asistir al típico entierro de la sardina.

En el norte de España acabamos de salir de unos carnavales pasados por agua, donde el temporal nos ha hecho arrejuntarnos un poco más para poder disfrutar de estos días en sitios cerrados, carpas y otros lugares cubiertos. Afortunadamente, el espíritu carnavalero no se amedrenta con un poco de agua.

Desde siempre me han encantado estas fiestas, donde cada uno puede adoptar el papel que quiera, interpretarlo a su manera o simplemente gozar de un día diferente. En cada rincón que mires hay colorido y risas, todo el mundo quiere pasarlo bien y la gran mayoría se disfraza. Es como una ola de felicidad que lo cubre todo e impregna a todo el mundo, sin importar la ideología política ni religiosa. Tampoco importa la edad para compartir risas y disfraz dentro de un mismo grupo y así vemos desde niños pequeños hasta personas mayores desfilando juntos al compás de la música.

Es curioso como ponerse una simple nariz de payaso, o un sombrero de colores, nos hace transformarnos a otra época, años atrás, y comportarnos como niños, hacer bobadas, reír por cualquier cosa, saltar y bailar como si el día no tuviera fin…

Puede que sea la novedad, el vestirnos diferente, el ver al otro diferente, vestido de algo que no te esperas. O puede que lo que nos guste sea cambiar de vida por un día, ser otra persona, un animal o un objeto y dejar de lado todas las obligaciones para disfrutar, al menos por un día al año, de ser “eso” que queremos ser pero no pudimos, de hacer “eso” que queremos hacer pero no nos atrevemos, porque en carnaval, con una nariz roja o una máscara, todo es más fácil. Incluso parece que con tanta alegría y alboroto los problemas hacen una pausa y nos dan un descanso, como si también necesitaran unos días de relax.

Hastag: #CarnavalSinEdad

¿De qué te has disfrazado estos días? ¿Cuál ha sido el disfraz que más te ha gustado?

Pilar Amaku

Soy bloguera de El Amaku desde que nació. Creo que las personas mayores necesitan un altavoz para ser vistas y oídas, porque sí hay vida después de los 65 años, una vida alegre y dinámica.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies