Qué regalar en Navidad

Regalo para Navidad

Regalo para Navidad (FreeDigitalPhotos)

Nos adentramos de pleno en las fechas navideñas en las que nos vemos sumidos en un consumismo, si me permitís, muchas veces excesivo. Compramos porque vemos la necesidad de regalar algo al otro, porque nos han enseñado que hay que regalar cosas a diestro y siniestro: Papá Noel, Los Reyes Magos, el Amigo Invisible, el Apalpador, el Tió de Nadal… Las televisiones, las revistas, la radio… todo se llena de anuncios publicitarios siendo las colonias o perfumes y los juguetes los más populares.

Sin embargo, muchas veces regalamos por regalar sin pensar en qué puede necesitar o qué le puede gustar a la otra persona. Para elegir el mejor regalo debemos tener en cuenta que un regalo es un mensaje que enviamos a la otra persona mediante el cual le decimos que nos importa.

Según varios estudios, produce más felicidad que nos regalen experiencias que objetos. Según los expertos, esto es debido a que los regalos tangibles tendemos a compararlos con los de las personas que nos rodean y muchas veces pensamos que no hemos elegido el modelo más adecuado o la mejor oferta. A esto se suma que los objetos tangibles, a diferencia de las experiencias, tienen un mantenimiento: hay que limpiarlos, cuidarlos, arreglarlos… y todo esto puede producir una insatisfacción que no producen las experiencias.

Por otro lado, una experiencia no se suele comparar con la del prójimo, tiene un principio y un fin y si tú lo has pasado bien producirá satisfacción siempre que la recordemos. Otra ventaja de regalar y que nos regalen experiencias es que normalmente son en compañía, y el contacto con los demás siempre nos produce más bienestar que la soledad.

Muchas veces no nos damos cuenta de la importancia del contacto humano, de la compañía, de tener cerca a los seres queridos. Recuerdo una anécdota del libro “Memorias del alzheimer” de Pedro Simón, en la historia de Pascual Maragall, cuando para su 70 cumpleaños muchos amigos le preguntaban a su mujer qué podían regalarle a Pascual, y ella les contestaba:

Regaladle un día de vuestra vida. Dedicadle un día pensando en una actividad que creáis que le pueda gustar. Algo que penséis que pueda hacer fácilmente. Y, eso sí, vividlo juntos.”

Nada más leerlo me di cuenta que fue la mejor idea que pudo tener, porque aun padeciendo alzheimer, como explica Pascual: “la memoria se borra, los sentimientos no” y esas experiencias vividas, ese afecto y esa compañía compartida siempre dejará rescoldos en nuestra memoria, estemos o no enfermos.

“La memoria se borra, los sentimientos no” (Pascual Maragall)

Así que en estas fiestas os animo a todos a que regaléis a los que os rodean, sobre todo a vuestros mayores, momentos juntos, experiencias, vivencias. El abuelo agradecerá más una tarde con los nietos que otra colonia que amontonará en el armario, la madre preferirá un día de paseo con la hija antes que otro bolso, el tío preferirá un beso, un abrazo y una tarde de conversaciones infinitas… Cualquier cosa que demuestre el cariño que les tenemos, lo que nos importan, que somos capaces de parar nuestro mundo para compartir un momento con ellos será el mejor de los regalos para estas navidades, porque al igual que los niños a los que un juguete les hace mucha ilusión, cambiarían una tarde de juegos con sus papás por todos los juguetes del mundo.

Momentos con la abuela

Momentos con la abuela

¿Aun tienes dudas sobre regalar objetos o experiencias? Te propongo un sencillo ejercicio:

Piensa en los últimos 3 meses, intenta recordar qué cosas has comprado y en qué te has gastado dinero, desde un par de calcetines hasta un café con los amigos. De todas esas cosas y experiencias, ¿qué te ha producido mayor felicidad?

La mayoría de la gente responde experiencias: una cena, una excursión, ir al cine… Pocas personas piensan en objetos.

¿Qué te ha producido mayor felicidad a tí? ¿Una experiencia o un objeto?

Pilar Amaku

Soy bloguera de El Amaku desde que nació. Creo que las personas mayores necesitan un altavoz para ser vistas y oídas, porque sí hay vida después de los 65 años, una vida alegre y dinámica.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Gloria dice:

    Precioso artículo y muy práctico, me encantó y la foto la más bonita del año.

  2. marisa dice:

    Un articulo precioso. Las experiencias y los momentos compartidos es lo que más se recuerda a lo largo de los años. No hay más que verlo cuando nos reunimos con amigos que hace tiempo que no vemos, que es lo que nos une, aquellos momentos vividos aunque hayan sido duros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies